Las plantas de aloe vera se utilizan a menudo para tratar las quemaduras de sol u otras quemaduras menores, por lo que a algunas personas les gusta tener una planta de aloe alrededor de la casa. Estas plantas son relativamente fáciles de cuidar, pero si está buscando consejos y métodos de cuidado de plantas de aloe vera, no busque más. Continúe leyendo para obtener los mejores consejos de cuidado de plantas de aloe vera en la web.

Instrucciones para el cuidado de las plantas de aloe vera

Aunque se puede cultivar con éxito una planta de aloe vera en casi cualquier tipo de suelo, su planta lo hará mejor si la planta en una mezcla de un tercio de arena y dos tercios de tierra de maceta cuando la cultiva en un contenedor. Esto le ayudará a asegurarse de que cualquier agua extra se escurra de la maceta. Recuerde este consejo para el cuidado de las plantas de aloe vera: Sólo puede cultivar plantas de aloe al aire libre si se encuentra en las zonas 9 a 11, pero las plantas de aloe pueden beneficiarse de estar al aire libre durante la primavera y el verano. Sólo asegúrese de llevarlas al interior antes de que llegue la primera helada.

Otro consejo importante para el cuidado de las plantas de aloe vera es mantener la planta en un lugar donde esté bajo la luz directa del sol la mayor parte del día, ya sea que la plante en el exterior o en una maceta. Las plantas de aloe vera crecen mejor cuando se mantienen a una temperatura entre 60 y 80 grados F durante el día, y a una temperatura ligeramente más fresca de 55 grados F durante la noche. Si la temperatura baja de 40 grados F podría causar daño a su planta de aloe.

Las plantas de aloe no requieren mucha agua, así que no las riegue todos los días. Cuando plante su aloe vera por primera vez, probablemente querrá regarla aproximadamente una vez a la semana, pero cuando esté más establecida sólo necesitará regarla una vez cada dos o tres semanas. Sólo riegue su planta de aloe vera cuando la tierra esté totalmente seca al tacto, y luego remójela bien.

Si mantiene su planta de aloe en un recipiente en lugar de plantarla en el exterior, tendrá que cambiar la maceta de vez en cuando, ya que el aloe puede crecer con bastante rapidez. Elija un recipiente que sea de tres a cuatro pulgadas más grande que el recipiente anterior y utilice nueva tierra. Probablemente sólo necesitará hacer esto después de que hayan pasado tres o cuatro años.

Otro consejo para el cuidado de las plantas de aloe vera es agregar fertilizante a la maceta donde está cultivando su planta de aloe vera para ayudar a mantenerla saludable. Riegue la planta, luego agregue un fertilizante 10-40-10 y vuelva a regar ligeramente la planta para minimizar la posibilidad de que se quemen las raíces de la planta y para ayudar a esparcir los nutrientes alrededor. Puedes ayudar a conservar los nutrientes quitando los tallos de las flores tan pronto como éstas dejen de florecer.