Para conseguir un aspecto de piel impecable, tienes que seguir un régimen que funcione. Aplicar una loción de vez en cuando no va a ser suficiente. Crear una rutina de cuidado de la piel durante la noche es una forma de mantener a raya las arrugas y la piel seca, especialmente si se comienza el proceso temprano. Mejor aún, no tienes que gastar miles de dólares en productos caros. Un simple ingrediente puede hacer el truco si sabes cómo usarlo. Los pasos a continuación te mostrarán un plan a prueba de tontos sobre cómo cultivar una rutina que funcione y que dejará tu piel lisa y clara si te apegas a ella.

Rutina nocturna que funciona para nuestra piel

El primer paso será quitar el maquillaje o los carcinógenos que puedan estar en su cara del flujo regular de su día. Asegúrate de que tu cara esté tan fresca como cuando te despiertas y tomas tu ducha matutina. La idea será usar tu nuevo régimen de tal manera que pueda llegar a lo profundo de tus poros sin ser bloqueado por estos elementos.

El siguiente paso es obvio, pero tendrás que lavarte bien la cara con agua y jabón. Recomendamos usar una toalla húmeda y caliente y limpiarse la cara suavemente con agua tibia. Asegúrese de que su cara está todavía húmeda antes de proceder al siguiente paso.

Ahora tendrá que crear su propia máscara hecha de aloe y productos que se pueden encontrar en la casa. Le recomendamos que elija una de las siguientes opciones de mascarilla de este artículo.
Usar este mismo régimen todas las noches le ayudará a asegurar que su piel se vea suave y clara durante años.