No se pueden negar las propiedades medicinales y curativas del aloe vera. Mientras que esas bonificaciones son abundantes, todavía hay algo que decir sobre los vastos beneficios para la piel del aloe vera que se pueden adquirir a través de cremas, lociones y geles.

La planta de aloe vera está llena de extractos curativos, incluyendo vitaminas, minerales, antioxidantes, enzimas y aminoácidos. El gel está lleno de una gran cantidad de beneficios para la piel del aloe vera, como antibacterianos, antivirales y antiinflamatorios, que le confieren propiedades calmantes e hidratantes que lo defienden de las toxinas nocivas que pueden destruir la delicada piel del rostro.

Aquí están algunas de las formas más comunes de aprovechar los diversos beneficios del aloe vera para la piel.

Beneficios del Aloe Vera para la piel: Las posibilidades son infinitas

Restaurando el tono de la piel:

Para optimizar los beneficios del aloe vera para la piel en todo su potencial, el aloe vera debe aplicarse directamente sobre la piel limpia. Puede causar una sensación de estiramiento al secarse, pero dejará la piel suave como la seda una vez enjuagada. Cuando se usa como una mascarilla rejuvenecedora, el aloe vera equilibra el tono natural de la piel, al tiempo que reduce los grandes poros y restaura una textura uniforme. El aloe vera puede ayudar a eliminar el acné, reducir las cicatrices faciales y aliviar la piel roja e irritada. Es útil para curar cortes menores, rasguños y abrasiones de la piel en la cara.

Máscara de bricolaje:

Esta es una gran receta de máscara casera: Mezclar cuatro cucharadas de gel de aloe puro con dos cucharadas de yogur natural y seis cucharadas de jugo de pepino fresco. Aplique suavemente la mezcla en la cara y el cuello. Deje que se seque durante 15 o 20 minutos. Enjuague con agua tibia y luego con agua fría para ayudar a cerrar los poros. Séquelo con palmaditas. Esta mascarilla es lo suficientemente suave para usarla cada semana.

Propiedades antienvejecimiento:

Todo el mundo quiere desterrar las líneas finas y las arrugas. Uno de los efectos más positivos de los beneficios del aloe vera para la piel es la reducción gradual del proceso de envejecimiento. Cuando se aplica en forma de crema, loción o gel, puede penetrar rápidamente en cada capa de la piel, entregando una nutrición rica en poderosos antioxidantes. Los antioxidantes ayudan a revertir el proceso de envejecimiento combatiendo los radicales libres.

Protección contra los rayos X:

El aloe vera bloquea los radicales libres que son causados por la exposición a la radiación. La exposición a la radiación, incluso en pequeñas cantidades, puede causar un gran daño a la sensible piel de la cara. El aloe vera protege en realidad las moléculas de glutatión y superóxido dismutasa. Estas dos sustancias naturales tienen beneficios curativos que estimulan el sistema inmunológico y ofrecen una defensa contra los radicales libres.

Del Sol a la Nieve:

Cuando se trata de los diversos beneficios del aloe vera para la piel, la mayoría de la gente sabe de la capacidad de la planta verde espinosa para calmar y curar la piel que se ha quemado debido a la sobreexposición de los dañinos rayos UV. También se ha demostrado que el aloe vera evita la disminución del flujo sanguíneo a los tejidos congelados afectados por la congelación.

Condiciones y trastornos de la piel:

El aloe vera puede secar completamente varios sarpullidos dérmicos, estimulando el crecimiento celular para promover tiempos de curación más rápidos. También puede ayudar a aliviar los síntomas dolorosos de muchas condiciones de la piel.

Aunque hay numerosas razones para incorporar los beneficios del aloe vera para la piel en sus rutinas diarias de hidratación y alivio, asegúrese siempre de consultar a un médico antes de embarcarse en un programa médico importante que incluya el aloe vera.